Sobre el autor

Javier Valverde (Donostia 1956), es pintor “desde siempre”. Autodidacta, creció rodeado de un ambiente artístico, vinculado con la pintura, la literatura y la música. Durante su infancia la familia pasaba largas temporadas en Ayalde,  la casa-estudio de su padre, el pintor Antonio Valverde, en Oiartzun. Ayalde era frecuentemente el centro de reunión de numerosos artistas amigos de su padre.

En el año 1979 ganó el Certamen de Artistas Noveles de Gipuzkoa. Para entonces ya había conocido a través de su hermana, la pintora Rosa Valverde,  al grupo de pintores entre los que se encontraban Vicente Ameztoy, Ramón Zuriarrain, José Luis Zumeta y Juan Luis Goenaga entre otros.

Impulsado por  todos estos encuentros, acontecimientos e influencias decidiría tomar definitivamente el camino de la pintura para no abandonarlo jamás.

Es entonces cuando se refugió en Oiartzun, primero en la casa familiar Ayalde y más adelante en el  caserío Maimotz , más arriba en el monte.

Valverde vive inmerso en la naturaleza, pendiente de lo que sucede en ella, si han brotado ya los árboles o si el viento de los últimos días habrá derribado algunas hayas. Esta naturaleza, tamizada a través de su particular visión poética, es la que al final da lugar a unos cuadros con toques surrealistas.

Actualmente sigue teniendo su casa y su estudio en Oiartzun. Ahora en lo alto de una de las colinas cercanas al pueblo, desde donde se divisa todo el valle, frente a las Peñas de Aia, que siempre le acompañan.